viernes, septiembre 26, 2008


Menos de una mañana, una conversación que no deseaba, un manojo de información innecesaria, un vistazo a lo que ya no es y lo que no fue... eso bastó para que ya no fuera yo.
Hace ya casi una semana que no soy yo. Que (aunque por momentos muy cerca) no puedo superarlo. No es solo todo eso sino la falta de las cosas que complementan mi vida.
Aburrida, hastiada, cansada, adolorida. En eso solo me convertí.
Ojalá me vuelva a ver pronto.

1 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

Uf!!! a veces, definitivamente recibimos más información de la que queremos....

besos ;)