lunes, julio 25, 2011

De Ostracismos...

Al final estar embarazada es como abrir la posibilidad a que cualquiera diga cualquier cosa sin medir las consecuencias...

Ya sabemos que los opinólogos abundan por montones. A todos nos gusta opinar de todo, sin admitir luego (o antes) que no estamos seguros o no somos especialistas en el tema.
Esta bueno opinar, yo opino bastante de muchas cosas. Siempre trato de medir mis opiniones y no superar el límite de lo que se cabalmente y lo que desconozco.
Cuando me estoy dando cuenta que el tema viró para un lado que desconozco cambio mi postura de "yo se de lo que hablo" a una más sencilla del tipo "como viene la cosa???"

Pero, viviendo esta situación particular de la "dulce espera", creo que habría que considerar además el tener en cuenta la personalidad de la persona que esta recibiendo nuestras opiniones disfrazadas de consejos.
No es lo mismo decirle una cosa a una persona que a otra. La seguridad y confianza de cada persona va variando y para cierta gente el límite es mucho más cercano que para otras.

Que necesidad hay de estar relatando y comentando todo lo que puede salir mal en un parto?
Sabiendo que tengo aversión a la sangre, es necesario comentar toda la sangre que vas a presenciar en el preparto, parto y posparto? A quien se le ocurre que me voy a ir acostumbrando a la idea?

A ver... nunca nadie se murio de espanto por ver sangre, pero... para que contarmelo???

Pero además de estas situaciones ya clásicas... sabiendo que YA viaje en avión unas veces estando embarazada y dos semanas tengo que volver a volar: porque plantearme la incertidumbre de si la radiación del detector de metales puede hacerle mal al bebé?
Porque claramente, si algo sale mal (Dios quiera que NO!!!!), la culpa definitivamente va a ser mía. Y como hago para vivir con eso? La gente no se da cuenta????

Ser mamá primeriza NO es fácil. Lo lees en todos lados: los miedos infundados de las mamás primerizas. Entonces tratas de no convertirte en ese ser iracional que aturde al médico con mil preguntas pelotudas e incoherentes sin sentido común... tratas de surfear los miedos, las dudas y hasta por momentos crees que finalmente estas siendo una "mamá sin estrenar" con criterio... pero tu gente, esa que te quiere con el corazón (a vos y a tu bebé), escudandose en el cariño dice las cosas más espantosas sin sopesar los efectos que puedan generarte. Sin filtros!!!

Y aunque suene a cliché, no lo es... cuando una mujer esta embarazada tiene una revolución interna super importante, quizás a causa de las hormonas... no soy especialista.
Entonces, puede inferirse que uno esta más susceptible con ciertos temas. Porque no pensar en eso! El cariño también pasa por no decir ciertas cosas para no alterar el estado de animo de la futura mamá!

Cada vez con más frecuencia tengo ganas de encerrarme en casa y no salir. Quedarme escuchando mis propios pensamientos (que ya son suficientemente esquizofrénicos) y sacarme las dudas que a mi solita se me generen. No quiero que la gente siga abriendo puertas para que mi estado nervioso viva al límite, solo porque los demás quieren quedarse tranquilos. Porque YO, a pesar de haber evacuado la duda con el médico, NUNCA ME QUEDO TRANQUILA. "Preocupación" es uno de los deportes que más practico.

Festejando el ingreso a la semana 26 (el sexto mes), brindo porque nadie me hable más de lo que va a pasar de acá en adelante. Deseo que la gente me deje vivir estas semanas que quedan en paz, disfrutando de la ignorancia que en este caso es la mejor bendición.
Ser mamá primeriza NO es fácil, pero habiendo tantos niños en el mundo... no debe ser IMPOSIBLE.

1 agarraron el lápiz:

Alv@ dijo...

Hola... llegue aqui por un blog amigo.. Te felicito por tus palabras. Yo tengo un bebo y créeme que mucha gente te dice muchas cosas, pero no hay como vivirlo, cada quien a su manera. Es la bendicion mas grande con todo lo que conlleva. Te mando un abrazo y nos seguimos leyendo...