viernes, marzo 28, 2008

En siete días, a esta hora se va a cumplir el plazo de muchas de las cosas que tengo que hacer a nivel laboral.
Es también el plazo para definir algunas cosas que no están del todo bien.
Más allá de lo que suceda en el momento de la "definición", no solo es el comienzo de diez días de locura sino que además de un mes cargado de trabajo y resolución del tema Cascote.
Es decir, si esta semana estoy estresada al punto de enfermarme como lo hice... no quiero pensar cual será mi estado al 30 de abril.

1 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

bueno, hace días no podía pasar a dejar comentario ni nada de eso porque estaba todo bloqueado acá en la oficina, pero hoy que al fin pude volver "a la vida" veo que has pasado más de una cosa. Espero que todo vaya muy bien en tu vida, recordá que acá se te quiere un montón.

Besos ;)