lunes, marzo 10, 2008

Esa sensación ...

Para hacerlo menos melodramático voy a exponer la situación en tercera persona.
A media mañana aparece.
Salta otro error... uno más de tantos.
Este es mucho más grave. Es grave porque no es el primero, es grave porque involucra a un cliente y es grave porque así lo considera su jefe.
Falta de atención.
Eso es lo que ella dijo hace más de dos meses cuando su jefe y ella mantuvieron una conversación acerca de su trabajo.
Una conversación que ella inició porque quería más trabajo y más responsabilidad.
Entonces se pusieron sobre la mesa los hechos. Muchos errores en poco tiempo.
Muchos errores justificados por "falta de atención".
El jefe comprendió.
"Cuando uno desde hace mucho tiempo hace la misma tarea la transforma en mecánica. Deja de atender los detalles. Y ahí se comete el error".
El jefe comprendió pero no justificó. Trato de explicar que todas las tareas eran importantes y que el mérito era la clave para acceder a otros tipos de tareas y responsabilidades.
Mérito y confianza.
Varios días han pasado y "falta de atención" sigue siendo la culpable.
No hay otras respuestas. "No me di cuenta", "Se me escapó" o simplemente un silencio incómodo.
Un silencio que su jefe no sabe como llenar.
Es difícil para un jefe medir objetivamente la gravedad de un error cuando él simplemente lo encuentra "fatal".
Cuando aparece el error, ese tremendo error, el jefe se indigna.
Se indigna porque tan solo un día atrás lo había detectado.
Había dado la señal de atención para que ella reparara el error antes de enviar al cliente.
Sin embargo se filtró. El error, el gran error, llegó al cliente.
Al momento el cliente no reaccionó mal, pero eso no le quita gravedad al asunto.
Pero el asunto más grave no es el error, sino la falta de atención. La sucesión continua de errores. Algunos pequeños y otros más crecidos.
Me cuestiono: Como se soluciona esta situación desde el lugar del jefe ?
Y sí...
Soy una persona que tiene una asistente a cargo y se debate entre sus convicciones de como deben ser las cosas y el costado humano de saber que detrás de todo trabajador hay responsabilidades asumidas y en algunos casos una familia que dependen de ello.
Por momentos me parece que la única solución es dejar ir a esa persona y darle la oportunidad a alguien que la necesite... pero me recuerdan los problemas personales de ella y me descolocan.
Se que todos trabajamos porque lo necesitamos, pero no debería uno cuidar aquello que nos da de comer ?
Cuantos llamados de atención deben darse para no sentirse culpable de despedir a un empleado ?
Creo que además esta situación me perjudica en mi cargo, porque mi asistente es mi responsabilidad.
Mr. President siempre dice "Una persona puede tener aptitud o actitud (o las dos). Prefiero alguien que tenga poca aptitud pero mucha actitud. Sin actitud, la aptitud no es buena"
Esta ahí la respuesta ?
La falta de atención es sinónimo de tener mala actitud ?
O es no tener la aptitud de desarrollar ciertas tareas ?

3 agarraron el lápiz:

El Padrino dijo...

Mira vengo siguiendo de cerca (lo mas cerca que usted lo permite) este tema. Puedo ponerme en tus zapatos con facilidad, de hecho comprendo ampliamente. Por lo cual te digo, que ya paso de ser una cuestion de aptitud y paso a ser una cuestion de falta de actitud; o mas bien de falta de compromiso para con el trabajo.

Si la decision ronda en tu cabeza, despojala de sentimientos personales. Evalua solamente el trabajo pros y contras, el concepto vendria a ser los sentimientos de apegos. Uno no aprueba la materia solo por concepto, con este se puede redondear la nota.

Pumpkins dijo...

A mi me paso de estar en los dos lugares..

Ahora que tengo al chico este, lo senté al lado mió...

Porque si no hace nada, y el otro día le dije: seguís boludeando nomás en internet, cuando volvió de comer le había blokeado internet, dos días sin internet, hizo todo..

Ahora como que ya aprendió y hace bien las cosas

Marits dijo...

Padrino - Pumpkins: Muchas gracias por los comentarios. Les respondo a los dos juntos porque les quería agradecer a los dos sus puntos de vista.
A veces es difícil estar en un lugar y pasar al otro. Cuando uno tiene un jefe creo que no llega a tener la dimensión de la responsabilidad que este tiene sobre uno.

A veces necesito un empujón o que alguien me ayude a aclarar las ideas. Muchas gracias.

Besos