martes, junio 24, 2008

Negro el 28 ...

Antes que cualquiera salte a decir cosas que probablemente sean verdad, aclaro que esto es lo que yo pienso. Puede no ser real, pero son mis sensaciones. Aunque estén en desacuerdo hagan un esfuerzo en comprender mi postura.
28 años.
Soltera.
Vivo con dos hermanos adolescentes.
No tengo ni papá, ni mamá, ni tíos, ni abuelos.
Tengo un sobrino de 8 meses al cual no le caigo simpática (todavía)
Tengo tres ahijados: mi hermano menor, mi sobrino y una de las mellis (hija de mi amiga)
Tengo pocas amigas y nos vemos con mucha suerte una vez por mes.
Tengo un novio desde hace menos de un año, que puede parecer poco o mucho... pero ya es algo.
Tengo un título universitario, que me costó mucho esfuerzo conseguir.
Trabajo en lo que estudie y soy Responsable del Departamento.
Tengo un auto que ya termine de pagar, pero tendría que arreglarle algunas cositas.
Soy dueña del (ya!) 5% de mi departamento.
Tengo deudas... muchas, unicamente por el motivo anterior.
No tengo sillón en el living, pero es lo próximo en la lista.
Tengo y no tengo todo eso.
Se que en general tengo y conseguí muchas cosas.
Se que mucho lo conseguí sola, en base a mi esfuerzo. Pero otro tanto de cosas las tengo gracias a la gente que me rodea y estoy super agradecida con ellos.
A veces no se lo que quiero. Estoy segura que quiero tal o cual cosa y después me doy cuenta que es mejor esperar que llegue el momento justo y no apurarlo.
Hace poco más de tres años yo tenía otras cosas.
Tenía a mi papá y a una abuela que seguro me quería, pero no sabía demostrarlo.
Vivía con mi papá y dos hermanos en una casa que era de papá.
Teníamos un perro que dormía en el parque y le encantaba recoger objetos que le tiraras.
Tenía un novio con el que habíamos estado juntos por cinco años y tanto.
Teníamos juntos un auto (ahora mío) y una casa preciosa que diseñé, pinté y decoré (ahora de él).
Tenía la libertad de saber que mi tiempo era mío y que mi plan adolescente estaba pronto a cumplirse.
Durante el secundario con mis amigas siempre soñabamos o planificabamos el futuro.
En cuarto y quinto año imaginabamos o planificabamos lo que ibamos a estudiar, cuando nos ibamos a casar, cuando ibamos a tener hijos.
A veces nos ibamos demasiado lejos y decidiamos que cantidad de hijos queríamos, como seríamos en pareja, que sería lo más importante.
Le poníamos la prioridad a la carrera, a la familia... sin siquiera saber que implicaba cada cosa.
Hasta hace pocos, poquísimos años, yo venía bien con mi plan.
Pero después pasó todo junto y volvía a casi cero.
Otra vez las cosas me volvieron a costar (y me continúan costando) un perú.
Rearmar una familia, buscar un techo, esforzarse mucho y conseguir una casa propia.
En poco tiempo me caí muy feo y gracias a la gente que estuvo en ese momento me pude poner de pie.
En ese tiempo me di realmente cuenta de donde había que poner las prioridades (al menos en mi vida).
Es fácil leer: tengo un buen trabajo, casa, auto... pero no fue fácil conseguirlo. Lloré mares, ahorré hasta en lo más básico, peleé hasta por boludeces sin-sentido y me sentí mil veces sola y desamparada.
Tampoco debería sonar a: tengo todo eso y me quejó; porque lejos está de la postura caprichosa de alguien que (parece) tener todo y no se conforma.
Ahora estoy acá.
Tengo y no tengo todo eso.
Pero muchas veces quiero otra cosa.
Quiero cosas que no se miden en dinero. Quiero cosas que se miden en tiempo.
Quiero más tiempo para mí. Tiempo para desarrollar ese proyecto que está escondido en el fondo del freezer.
Quiero más tiempo con mis amigas. Quiero saber de ellas. Quiero compartir todo lo que les pasa.
Quiero más tiempo con mi familia, que aprendan a reconocer los esfuerzos que hago por ellos. A la vez quiero que no dependan de mí, quiero vivir sola o en pareja, pero sin la responsabilidad y el hecho de que estén allí. Quiero que sean grandes y hagan su vida.
Quiero más tiempo con el gordo. Pero no tiempo de minutos, sino tiempo de momentos. Quiero armar una familia con él. Una familia donde seamos dos y después pensemos en agrandarla.
Quiero que pase el tiempo y ya esas cosas que me molestan de mí ya no sean tan molestas. Que como esa euforia "me llevó el mundo por delante" se aplacó con los años y la experiencia... muchas cosas sigan ese camino.
Quiero que pase el tiempo y esos proyectos (no el que está en el freezer, sino otros) nazcan y abran otros horizontes.
A veces quiero un montón de cosas YA.
Me indigno por cosas que veo y me ciego... y me olvido de lo que tengo, lo que soy.
Porque se que a pesar de todo soy una buena persona. Soy una persona íntegra. Soy una persona que sabe apreciar (o lo intenta muy fuerte) lo que son o hacen los demás.
Soy una persona que sabe ser feliz, pero que le cuesta a veces.
Soy una persona luchadora, pero que esta cansada de batallar tanto.
Tengo 28 años.
Cuando creía que todo lo que quería de mi vida lo estaba por conseguir; el destino recogió las cartas y repartió de nuevo.
Lo que tengo hoy quizás no sea como lo soñé o en el momento que lo quería.
Ahora estoy lejos de ese plan de vida.
Para que voy a mentir... a veces me pesa (mucho).
El optimista lo vería como un aprendizaje, una nueva oportunidad...
A veces yo también lo veo así.
En fin. 28 años...

6 agarraron el lápiz:

Ana dijo...

Amigueta, necesitas con urgencia descargar, y desaogarte un poco. No voy a venir con "mira todo lo que obtuviste..." o con que "aprendiste mucho" o "te hiciste mas fuerte", porque todo eso ya te lo dije algunas veces, y no creo que sea lo que necesitas o queres escuchar ahora.
Hoy creo que te toca descargar, animarte a decir exactamente lo que queres (si, eso amiga, animate a expresarlo), animarte a soñar un poquito, pero no vivir de ilusiones, y a largar todo a la merde una vez cada tanto.
A algunos les toco tener mas responsabilidades y a otros menos, siempre pensa en eso... Pero no como la que le toco tener más responsabilidades, sino como alguien que comparada con otros tiene más, pero si comparas con ooootros, tiene muchas menos...
En fin, te veo el finde (en ese encuentro mensual que describis...), paciencia, grita si queres, pero que se escuche bien bien fuerte, asi no te joden por un rato!
Ana

Dragonfly dijo...

Ay linda... tus palabras me emocionaron hasta las lágrimas, me encanta tu sinceridad y tu forma muy-completamente humana de ser. Creo que siempre queremos más a pesar de que tenemos mucho, queremos esforzarnos menos por tener que conseguir todo lo que nos cuesta, pero esforzarnos mucho más por compartir lo momentos con los seres amados.

Me encantó como te sinceraste con todo lo que ha sido de tu vida en los últimos años. No te conozco hace más que dos, pero y a pesar de la distancia, me demuestras que eres una chica de unos hermosos sentimientos, re-humana y luchadora.

Sé que hay cosas lindas para vos en el futuro y lo sé porque las cosas buenas les pasan a las personas como vos.

Miles de besos, se te quiere desde acá.

El Padrino dijo...

Si se me permite, felicitaciones por todo lo que has logrado y lográs día a día con sólo 28 añitos.

Marits dijo...

Ani: Gracias! Puede ser que sea eso lo que necesite: una descarga.
Pero cuan sensible es la gente para entender eso, no?

Dragoncita: Gracias por tus comentarios. Valen mucho sobre todo porque como decís, no nos conocemos personalmente.
Por acá también se te quiere.

Padrino: Usted siempre con pocas palabras tiene algo que decir. Muchas gracias. Aunque no era un post para demostrar todo lo "luchadora" que soy, sino para justamente lo contrario. Pero sus palabras, como las de Anusky y Dragoncita alientan.

Besotes

Vic dijo...

ufffff cuantas cosas en tan poco tiempo no? coincido con Ani que es tiempo de DESCARGAR en serio todo, simplemente te quiero decir que contas conmigo aunque no nos vemos tan seguido pero estoy presente!!!
y como te dije en otras oportunidades las cosas se dan muchas veces no cuando nosotros las queremos sino cuando uno tiene que aprender,se q no es facil luchar dia a dia con este equipaje, pero hay que seguir adelante. Te entiendo con respecto a las perdidas porque a veces daria cualquier cosa por recuperarlas...hay un dicho que dice: "si queres hacer reir a Dios contale tus planes" y coincido xq pocas veces salen las cosas como las planeamos. Pero tb es cierto que hay q patear el tablero cada tanto paa poder volver al ruedo.
un beso enorme de tu amiga que te quiere mas de lo q t lo demuestra.
Vic

yo-yo dijo...

eso se llama tener un par de ovarios muy grandes! seguí así.
más allá de todo la vida vale la pena vivirla.