miércoles, agosto 06, 2008

Momento de Relax ...

Este es un post dedicado especialmente a algo que me hizo muy feliz ayer por la tarde.
Desde hace varias semanas que el mix "cantidad de trabajo" + "falta de respuestas" + "decisiones unilaterales de las compañías marítimas" mi trabajo se ha vuelto insalubre.
Ayer no fue la excepción. Me volví loca loca toda la tarde.
La intención era quedarme hasta tarde haciendo tiempo para ir a buscar a mi hermanito a rugby, pero la verdad a las 18.30hs ya no daba más.
No quería ver un papel más.
Me abrigué mucho porque por la ventana parecía que hacía frio y sali.
Caminé hasta la esquina y después recorde que había estacionado el auto para el otro lado. Será de Dios... en fin. Di media vuelta y volvi sobre mis pasos.
Ir a casa no tenía sentido, porque no alcanzaba el tiempo.
Entonces enfilé al Shopping. La idea no era reventar la tarjeta, básicamente porque cierra mañana y ya me pasé del límite autoimpuesto.
Quería conseguir una revista que oooooobvio no encontré.
Me compré otra muuuuy femenina y frené en Café Martinez.
Me sente contra la pared cerca de la entrada pero no demasiado.
No había mucha gente y eso era genial.
No tenía hambre sobre todo porque sabía que en dos horas teniamos que cenar.
Abri el menú y me conformé con un café con leche y una medialuna (café solo me daba cosa).
Cuando la mesera me dijo que medialunas solo tenía de grasa y me las señalo, la ví.
Era imponente. Un color atrayente. Solo con verla sabías que su aroma era cautivante.
Creo que fue atracción a primera vista. Ella me pedía a gritos.
Así que me decidí y pedí una porción esa maravillosa torta de chocolate con dulce de leche y nueces.
Me la trajeron en un platito con hilos de chocolate derretido y una lluvia de nueces trituradas.
No podía dejar de saborearla, sin embargo fue imposible terminarla.
Y dos horas después cené, porque me daba verguenza admitir mi debilidad.

2 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

Jajajajajaja... eso, eso me encanta, sucumbir ante la tentación de un buen trozo de torta de chocolate.

Besos ;)

Pau dijo...

Vergüenza? Naaah. Esos regalitos que nos hacemos a nosotras mismas (revista+torta) son lo mejor que hay. Hay que dsifrutarlos sin culpas! :)