lunes, agosto 04, 2008

Cuestión de Timing …

Esto ya lo hablé con mis amigas y de ellas solo obtuve una respuesta que no me hizo feliz. Será porque no entienden realmente o porque tienen razón. De todas maneras tampoco es tan relevante.
Esto es una sensación y punto. Se queda donde empezó. No hay nada que hacer.

Hace ya bastante abrí una cuenta en Facebook, pero solo para joder. Nunca busqué a nadie ni cargue ningún dato.
El otro día me llega un e-mail diciendo que N, una compañera del secundario, había solicitado agregarme como contacto.
Como desde hace años me dedico a sumar y no restar, la confirmé.
Y de chusma le pispié el perfil. Casada.
De mucho más chusma vi sus fotos. Y en una encontré que otra de las chicas estaba embarazada.

Esto sumado al encuentro con otra de mis ex compañeras quien me conto que estaba separada con una hija y la hermana estaba casada y tenía una beba.

Entonces me cayó la ficha.
Antes no me había caído porque dentro de todo en mi grupo de amigas soy la más joven.
El 99.8% de mis amigas / conocidas estan casadas. Y gran parte de ellas tiene hijos.

A ver, para que se entienda. No es que me agarró la desesperación de querer casarme ya o cosas por el estilo.
Es la sensación de sentirse solita. Pero no en el sentido de no tener a nadie al lado, sino algo así como estar yendo a contramano.
Porque tampoco es que no quiera casarme y esas cosas super liberales y modernas. Nada que ver.
Me dan ganas, pero se que es pronto todavía.

Las chicas me decían que ellas seguro que “internamente” me envidiaban porque yo estoy soltera y puedo hacer lo que quiera… pero tampoco nos engañemos… ni que yo fuese la musa inspiradora de Livin´La Vida Loca.

Quizás es díficil de entender. Tan difícil como explicarlo.
Un buen ejemplo puede ser este: Cuando te enamorás de una persona llamada (por ejemplo) Hermenegildo y de pronto empezás a ver ese nombre por todos lados. O cuando te enterás que vas a tener un hijo y ves embarazadas por todos lados.

A veces me pongo a pensar si tengo ganas de renunciar a esos pequeños placeres de ser soltera. Ojo, no son muchos teniendo en cuenta que vivo con mi hermano menor.
Pero cada vez que me pongo a pensar en eso me acuerdo que me gusta más compartir con él ciertas cosas. Por ejemplo, cuando él se queda en casa no estoy al borde del ataque al corazón con los ruidos de mi casa. Él dormido me murmulla “Estoy yo acá” y me hace reir.


En fin. No es algo que yo solita pueda resolver.
Son sensaciones.



Pd. Estoy contenta porque recibí correo de Dragonfly. No veo la hora de llegar a casa y poder leer tranquila.
Te mando un beso nena.

4 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

Mira nena... que te digo, primero que soy un nabo y no empaque la cajita de chocolates que te iba a enviar y que tengo en la mesita de noche y me tienta todos los días, esperando que haya copiado bien la dirección y te llegue mi primera carta, para ya enviarte también los chocolates.

Segundo, que no esperaba leer después de tu post esto cono última línea, pero que a la vez me hizo muy feliz.

Tercero, que bueno, como chica soltera y ya grandecita, con amigas que ha pasado buenas y malas experiencias en el matrimonio, con hijos y sin hijos con estabilidad y no tanta, si creo como tus amigas que a veces te tienen un poco de envidia por esa libertar que es un hecho vos tenés, a pesar de estar acompañada y vivir con tu hermano.

Claro que las mujeres siempre esperamos ver cumplidos esos sueños de marido hijos y ser una familia feliz, pero TODO, llega a su tiempo.

Besos ;)

Ana dijo...

Tu hermanito no puede ser más divino.
Y sí te entiendo en lo que contás, solo que a veces uno quiere hacer cosas que ves que el resto hace, y otras veces las querés hacer por vos misma. Por como lo pintas, te agarro cosita cuando viste que otras personas, de tu edad (ni que yo fuera una vieja, che!), estan casadas y con hijos…
Creo que cada etapa es única y hay que disfrutarla, y si bien somos grandes, y no hay que demorar tanto los tiempos como cuando tenias 18 años, es pronto como para que arranques con esos cuestionamientos. Hace un año que estas de novia, disfruta eso, que es hermoso, y no se vuelve a repetir, y, sin darte cuenta, te vas a estar casando, y, sin darte cuenta, vas a estar teniendo tu primer hijo. El tiempo pasa, y las cosas se dan, pero, amiga mia, cuanto más esperes algo, la sensación de que no llega y el proceso es muy lento, va a ser cada vez mayor… Lo que no signifique que las cosas estás siguiendo su curso normal.
Por ejemplo: si te vas de vacaciones en Enero, y morís por irte de vacaciones en Enero, y ya sabes que día salis, y el destino, estos 5 meses se te van a hacer eternos. Sin embargo, si sabes que tenes las vacaciones en Enero, pero todavía no hay nada concreto, y no tenes tanta ansiedad porque no hay nada organizado todavía, probablemente pasen mas rápido. En criollo? No es lo mismo saber que el 5 de Enero te tomas un avión y te va a Paris, Praga y Florencia, parando en hoteles 5 estrellas, a saber que tenes vacaciones en Enero, y que el destino puede ser tanto San Clemente del Tuyu como tu misma casa por falta de guita.
Se me acabaron los ejemplos, espero que te ayude,
Ana

Pau dijo...

Supongo que hay momentos para cada cosa, y por otro lado, que cada situación tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.
Capaz el secreto está en aprovechar al máximo lo que nos toca vivir ahora y cuando llegue lo otro, veremos!

Marits dijo...

Hola chicas.
Coincido con todas, por eso respondo en plural.

Creo que es muy dificil de explicar, pero no es que quiera estar casada YA. Se que esta etapa esta barbara y la estoy disfrutando mucho.
Es solo que a veces se me da por pensar estas cosas que no llevan a ningún lado. Pensamientos inútiles nomás.

Besos!!!