viernes, noviembre 09, 2007

También ...

Las horas que parecen eternas, pero completas de visitas, gente que te habla de mil cosas diferentes, uno trata de recordar cada situación puntual, cada nombre, cada lugar.
No paras de ir y venir de un lugar a otro. Subiendo y bajando escaleras. Poniendose y sacandose el casco y los lentes de seguridad.
Y más tarde vas a la exposición. Caminas, subes, caminas de nuevo.
Ya hay gente esperando, vienen por oleadas... momentos en los que no puedes parar un segundo y luego tienes diez minutos para recuperarte.
Me llamas para ver como esta todo. Hay mucho ruido alrededor, la gente no para de pasar.
Casi no se escucha. Me da mucha pena no poder dedicarme a conectarme con vos.
Son días muy ocupados, pero cuando me lo dijiste el día se hizo un poco más sencillo de llevar.
Yo también te quiero mucho y cada día más.

2 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

Mmmmm... veo siempre tanto amor por acá... que hermosos.

Besos ;)

Marits dijo...

Dragoncita:
Son momentos. Somos muy ciclotímicos los dos. En eso solo nos parecemos.
Imaginate lo que sucede cuando chocamos en las cosas en las que no nos parecemos...

Igual tengo un día negativo.
Debe ser el libro que estoy leyendo.

Besote