martes, abril 01, 2008

Al borde del abismo ...

Escribo porque realmente estoy a punto de colapsar.
Tengo unas ganas de gritar tremendas y llorar de impotencia.
El que lea va a creer que es exageración y no va a faltar alguien que diga "no hay que hacerse tanto problema por el trabajo" o quien recuerde que hay cosas más importantes que esto... pero no saben al punto en el que he llegado con esto.
Como en todo, es la suma de muchas cosas la que torna la situación inaguantable.
Desde que volví de vacaciones, tome los recaudos para llegar al 04 de Abril con todo el trabajo procesado.
Porqué el 04 de Abril ?
Porque es el día en el que me subo al avión rumbo a la feria más importante del rubro. Esa misma feria que estamos esperando desde hace dos años.
Esa feria donde "teniamos que estar super preparados" y "despegar con todo a nivel comercial".
Un nivel en el cual me estoy manejando desde hace menos de un año y medio, pero para el cual no tuve preparación. Desde hace un mes y medio (en realidad más) que estoy pidiendo a Mr. President un objetivo o varios. Que me diga que es lo que quiere hacer. Que me suelte la cadena y me deje hacer.
Yo puedo tomar decisiones y llevar a cabo acciones perfectamente. Pero no tengo las pautas y sin eso es como estar en un velero en medio del oceano sin saber a donde ir.
A diario veo como todo el laburo que depende de mi sale, se cumple. Pero estoy estancada con decisiones que no puedo tomar por falta de información. O peor, por compromisos que Mr. President tomó y jamás me resolvió.
Y le mando mails, lo llamo por nextel... pero nada.
Cuando el lunes pude sentarme una hora (cortando mi almuerzo) terminamos en el Dpto de Diseño Industrial viendo los nuevos productos... o delirando acerca de poner una persona en Europa para que haga (mas o menos) el mismo laburo que hago yo acá. Pero esa persona resulta ser una "amiga" de él. Méritos ? Hablar cuatro idiomas, ser simpática, haber estudiado comunicación y vivir en Europa.
Casi como yo, no?
De marcarme pautas ni hablar.
Uno no puede ser Responsable de un departamento si no sabe cuales son sus objetivos. Yo podría marcarlos muy bien, pero resulta que Mr. President esta muy interesado en el área y meterse podría resultar nefasto para mi.
No puedo olvidar que estoy pagando un crédito y tengo dos menores a mi cargo... no puedo darme el lujo de quedarme sin laburo.
Mr. President revolotea por todos lados. Él esta siempre en todo. Compras, Importaciones, Producción, Diseño, Exportaciones. Obvio que lograr tiempo para discutir un tema es complicadísimo.
Sabía que iba a ser complicado, pero se termina el martes mañana es feriado y el jueves es el último día que tengo para encontrar un camino que me permita poder desarrollar mi trabajo.
Desde que volví de las mini vacaciones de Semana Santa tengo un dolor en el estómago que me mata. Fui al médico y no sabe que es... o estoy incubando algo o son nervios.
Entre la cantidad de laburo y la incompetencia de Cascote ya estoy segura que son nervios.
Nervios, incertidumbre... el no saber donde estoy parada, cual es realmente mi trabajo y que es lo que se espera de mi.
Todo eso más la definición de pautas para la feria es lo que necesito hablar con Mr. President desde hace varios días.
Cuando llegó a su oficina (cuatro y pico de la tarde), mientras hablaba con su secretaria, me paré al lado para interceptarlo y poder empezar.
Me dijo que en un ratito nos reuníamos (sigo esperando).
Le dije que era importante, que teníamos que ver muchos temas y necesitaba resolverlos. Y le dije que no podía quedarme hasta tarde porque tenía que ir al supermercado.
Es verdad!!! Tengo que ir al supermercado. En tres días me estoy subiendo a un avión, pero mis hermanos tienen que seguir comiendo. Me da miedo dejar la compra para el jueves, porque seguro que no voy a poder salir temprano. Y mañana? Mañana quiero estar con mi familia, mi sobrino y el bebu...
Estoy cansada... mucho trabajo y nada de colaboración. Estoy sola. Sin embargo todos los días antes de las nueve de la mañana ya estoy sentada en mi escritorio trabajando.
No es justo tener que quedarme hasta más tarde por una reunión con alguien que llega a la empresa a las tres de la tarde y me pone al final de la agenda.
Acepto el quedarme si tengo que entregar algo o si hay un problema que resolver. Soy responsable de mi trabajo.
Pero no puedo aceptar estirar mi día porque otra persona no puede administrar su tiempo. Es parte de la mediocridad y la incompetencia que tanto le molestan.
En fin... son las seis menos cuarto. Acaba de venir a decirme que vaya a su oficina a las seis.
Espero poder encontrar la paz interior para plantarme y exigir un camino. Porque sin un rumbo no hay nada que hacer.
Porque me niego a trabajar y empujar para adelante ni un día más hasta saber realmente donde estoy parada y que es lo que tengo que hacer.

1 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

Mirá nena, yo cada dia te comprendo más, la falta de conciencia, la mala administración del tiempo y la incompetencia son parte de mi vida diaria con mi jefe... como te comprendo...

Pero bueno, contame, para donde vas de viaje?

Besos ;)