miércoles, noviembre 22, 2006

Tener veintitantos ...

Hoy me llego este mensaje y me resultó interesante. Al empezar a leerlo me propuse evaluarme para ver si realmente con mis 26 años formo parte del club de los veintitanto... y parece que sí...
La llaman la "crisis del cuarto de vida".
Te empezás a sentir inseguro y te preguntas dónde estarás en un año o dos, pero luego te asustás al darte cuenta que apenas sabés donde estás ahora.
Ahora mismo estoy en la office. Ahora en sentido figurado creo que estoy sobrellevando una de las tormentas más grandes que me tocaron en la vida. No me pregunto donde voy a estar en dos años… me pregunto donde voy a estar en tres meses…

Te empezás a dar cuenta de que hay un montón de cosas sobre vos de las que no sabías y que quizás no te gusten.
Es verdad… me di cuenta que me encanta estar con mi gente y nunca tuve mucho cuidado en alimentar esas relaciones.

Te empezás a dar cuenta que algunas personas son egoístas y que a lo mejor, esos amigos que crees cercanos no son exactamente las mejores personas que has conocido y te terminás dando cuenta que tu círculo de amigos es más pequeño que hace unos años atrás...
Creo que ya pase esa etapa. Hace pocos años atrás tome mi vida e hice una limpieza. Intente quedarme con toda la gente valiosa y dejar ir a los que no valian la pena. Por suerte muchas de esas personas especiales aún continuan conmigo. Algunos se han sumado a la lista y lamentablemente unos pocos se han ido.

Te das cuenta que cada vez es más difícil ver a tus amigos y coordinar horarios... por diferentes cuestiones: trabajo, estudio, pareja, etc...y cada vez disfrutás más de esa cervecita que sirve como excusa para charlar un rato.
Totalmente verdadero. Es difícil cuando cada uno tiene sus propias ocupaciones. Aunque a todos nos gustaria reunirnos más seguido, lamentablemente muchas veces pasan dos meses (o más… Pato, Luz, Veri, Felu los extraño) hasta que volvemos a vernos. Con mi grupo de amigochis locas nos reunimos una vez por mes (a veces más) y aprovechamos para ponernos al día toda una tarde entre tortas, medialunas y sandwichitos. Se que todas disfrutamos de esos encuentros y cuando nos despedimos lo hacemos organizando nuestra próxima reunión.

Ves tu trabajo y quizás no estás ni un poco cerca a lo que pensabas que estarías haciendo, o quizás estés buscando algún trabajo y pensás que tenés que comenzar desde abajo y te da un poco de miedo. Y extrañas la comodidad de la escuela, de los grupos, de socializar con la misma gente de forma constante.
Por suerte el aspecto laboral es el que más estable tengo en estos momentos. Si bien cuando yo estaba en el secundario me imagine como una creativa publicitaria de alguna importante empresa, hoy mi trabajo me da muchas satisfacciones. Estuve muchos años estudiando para recibirme y ahora estoy segura que estoy haciendo una buena carrera profesional. Aunque me he dado cuenta que no es lo más importante, que mi realización profesional no pasa por ser exitosa profesionalmente (como pensaba de más chica)…

Las multitudes ya no son "tan" divertidas... Pero te empezás a dar cuenta quienes son verdaderos amigos, y quienes son "conocidos" nada más.
Coincido cien por ciento… mis momentos más divertidos son con mis amigos. Cuando estamos juntos o a la distancia. Los motivos de diversión también cambiaron… quien se iba a imaginar que un comentario como “Llevo el Winco?” me iba a ser matar de la risa???
Por otra parte las multitudes no son divertidas. El sábado en el recital de New Order casi me muero aplastada por una multitud que no me dejaba respirar (Gracias Lean por sacarme de la multitud…)

Te empezás a entender a vos mismo y sobre lo que quieres y lo que no.
No se si es tan asi… se que en un año voy a pensar distinto que hoy. Cosas que hoy no valoro como debería van a ser muy importantes. Porque no iba de ser así??? Hoy soy una persona totalmente distinta a lo que fui hace un año atrás.

Tus opiniones se vuelven más fuertes. Juzgas más a la gente, podes definir qué es lo bueno y lo malo. Ríes y lloras con mucha más fuerza. A veces te sentís genial e invencible y otras, solo, con miedo y confundido.
Ya no juzgo tanto como solia hacerlo. Aprendi a aceptar a las personas y esa decision a veces me hace sentir que la gente me pasa por encima. Sin embargo ya no pierdo tanto tiempo tratando de entender el porque de las acciones de los otros.
La distancia entre la risa y el llanto es tan pequeña que solo cabe un suspiro. Cuando rio lo hago con toda el alma. Trato de grabar fragmentos de esos momentos en mi mente y disfrutar a pleno. Pero cuando lloro una tremenda angustia me oprime el corazón. Antes de calmarme el mundo se desmorona y no puedo ni siquiera pensar.

De repente tratás de aferrarte al pasado, pero después te das cuenta que el pasado cada vez se aleja más y que no hay otra que seguir avanzando.
Te rompen el corazón y te preguntás como esa persona que amaste tanto te pudo hacer tanto mal.
O quizás te acuestes por las noches y te preguntes por qué no podes conocer a alguien lo suficientemente interesante como para querer conocerlo mejor.
Los levantes y las citas de una noche te empiezan a parecer baratos y poca cosa.
Me siento tan asi que asusta. Por las noches, cuando la soledad del corazon es más real, muchas veces mi mente me atormenta con aquel amor que perdi. Mi corazón se exprime angustiado por la pérdida de aquella persona que creia que nunca me dejaria. Pensaba que podiamos superar todas las dificultades y que estariamos juntos para siempre. Y ahora trato de consolarme pensando que quizas no era el amor de mi vida. O que en algun momento va a volver, cuando también extrañe esas pequeñas cosas que nos perdimos los ultimos años: el dormir abrazados una tarde de lluvia, cocinar juntos una cena, regresar juntos a casa por las noches…
Tantas cosas que no comprendo… por momentos trato de no comprender más y desear con todo el alma que él se vaya de mi para siempre. Que me deje ir para poder empezar de nuevo, o simplemente estar mejor.
Y todas las personas que me quieren bien intentan consolarme diciendome que probablemente él no era para mi y que hay alguien (por algun lugar) destinado para mi. Y a veces trato de creer que eso es cierto, para no desalentarme.
Pero a veces la gente no comprende que es muy difícil estar solo y que tratar de encontrar el amor de tu vida puede ser un trabajo muy desgastante (cuando ni siquiera estamos seguros si el amor para toda la vida existe o ya caducó)

Salir 3 veces por fin de semana resulta agotador y significa mucho dinero para tu pequeño sueldo.
Tres veces!!!!!!!! Naaaahhh…. Algunas veces salgo dos veces por fin de semana y necesito cinco días para recuperarme. Los boliches y la movida nocturna casi casi no son para mi.

Y pareciera como si todos los que conocés ya llevan años de novios y algunos empiezan a casarse. Quizás vos también amás realmente a alguien, pero simplemente no estás seguro si estás listo para comprometerte por el resto de tu vida.
Y a tener hijos!!!!!!! Y me fascina. Me encanta ver como se suceden las cosas de acuerdo al curso natural de la vida. Y me gustaría en algun tiempo (ojala no mucho) poder también sentir el amor explotando dentro mio –y ser correspondida- y planificar una vida junto a esa persona. Y llevarlo a cabo, porque planes de futuro frustrados la vida me ha dejado bastantes…

Atraviesas por las mismas emociones y preguntás una y otra vez, y hablás con tus amigos sobre los mismos temas simplemente porque no terminás de tomar una decisión.
Para que ahondar en detalles si es así. Es ese remolino de sensaciones que siento y me transporta desde la felicidad a la insatisfacción. Me lleva a preguntarme el porque de cosas que no tienen respuesta o que ya no valen la pena. Porque la vida es tan dura con algunas personas. Porque no pudimos solucionar nuestras diferencias esa vez. Porque la gente se ensaña con otras personas empujadas por una ira irracional. Porque la gente sufre sin merecerlo y se muere olvidada. Porque no hay segundas oportunidades para alguien que ya aprendió la lección. Porque la gente traiciona la confianza de aquellos que se la brindaron sin poner condiciones. Porque la gente engaña con las palabras… y con las actitudes.

Te preocupás por préstamos, dinero, el futuro y por hacer una vida para vos.
Eso es tan real para mi en estos momentos. No solo para mi, sino para mi familia (lo que queda de ella…)

Lo que puede que no te des cuenta es que todos lo que estamos leyendo esto nos identificamos con ello.
Todos nosotros tenemos "veintitantos" y nos gustaría volver a los 17/ 18 a veces.
Parece ser la mejor época de nuestras vidas y tenemos miedo a desaprovecharla... parecen ser los cimientos de nuestro futuro.
Decidir ya no es tan fácil como tirar moneda...
Yo creo que todas las etapas tienen implicancias distintas. Y nos traen sufrimientos y alegrias que nos ayudan a construir nuestro yo para la próxima etapa. Para que utilicemos nuestras experiencias y las modifiquemos de acuerdo a nuestra realidad.
La verdad es que es molesto (o utopico) pretender que todo sea siempre felicidad y tratar de que siempre este todo bien. Parte de la vida son las cosas negativas también. Y nos sirven más de lo que imaginamos. Creo que somos un 50% las cosas buenas que nos pasaron y un 50% las cosas malas. Y así tenemos que aprender a vivir... en un equilibrio. Sabiendo disfrutar de los buenos momentos (uf! que dificil que es...) y aprendiendo de los malos momentos (un tanto más dificil), no ?

2 agarraron el lápiz:

Dragonfly dijo...

Tienes 100% razón, pero espera niña que dejes los veintitantos y pases a las tres décadas... Ayyy noooo...

Besos :D

Beti dijo...

Me queda un año de veintitantos!!! Y me identifico a full...