martes, octubre 23, 2007

Solo eso ...

Así como el jueves pasado fue un día del infierno, hoy tenía todo para ser un gran día.
Al fin pude mudarme a mi nueva oficina.
Estuve todo el día disfrutando del tener ventana y poder recibir la luz del día.
Pude terminar muchas de las cosas que tenía atrasadas (me acabo de acordar de algo que no termine de Zambia... ya lo termino)
Retomamos el dialogo con Lean y eso estuvo bárbaro. Muchas veces me sentí muy mal por esa pelea estúpida que me hizo distanciar de una persona que estuvo conmigo en mi peor momento.
Pero no pude hablar con el gordo.
O en realidad si hablamos, pero mal como ayer. Y me parece que eso es terrible.
Pero es muy frustrante que no tenga un tiempito para que aclaremos unas cosas que alguno de los dos entendió mal.
Desde el sábado que algo no está bien. Y fueron tantas las cosas que escribirlas como una crónica sería muy tedioso.
Pero en resumen, el se enojó porque yo le insistí que vaya a cenar con sus amigos. Y no me lo dijo en ese momento y yo seguí hablando hasta por los codos.
Cuando me di cuenta, realmente me sentí una boluda por haber estado en una nube casi dos horas, como una idiota.
Y así, una pelea.
Después de lo que viví hasta ahora, todo esto era lo que quería evitar.
Quería evitar estar mal con alguien a quien quiero.
Quería evitar peleas sin sentido, porque estas desgastan tremendamente.
Quería evitar sentir ese vacio espantoso de no saber que es lo que realmente esta pasando y que es lo que va a pasar.
No puedo esperar a mañana o pasado o pasado ... para resolver las cosas. Quiero estar bien ahora. Quiero solucionar las cosas ya!
Pero por un tema u otro él no puede, no puede dejar colgadas a las personas que están con él. No puede llamarme o no quiere.
Pero así me siento mal. Tengo ganas de que dejar de sentirme así, con un nudo en el estómago.
Me dan muchas ganas de llorar y por momentos me agarra una furia incontenible y tengo ganas de levantar el teléfono y decirle que hasta acá todo estuvo muy bien, pero que no cuente conmigo.
Me da mucha pena que esto pase, porque todo venía muy bien.
Y sí, soy pesimista, catastrófica, terminante... todo eso y mucho más.
Pero yo se cuanto duele el quedarse solo sin opción y sin haberlo elegido. Y eso es mucho.
Se que mi ansiedad y mis ganas de "no repetir la historia" pueden resultar contra producente. Y creanme que estoy tratando de que sea en una medida sana.
Pero realmente quiero estar bien, quiero que los buenos momentos duren montones y montones de años.
Y ahora no se que hacer.
Tengo que esperar hasta las nueve para ir a mi clase de Salsa.
Y son las seis y media y no tengo nada que hacer.
La cabeza va a estar dandome vueltas por horas y horas.
Como todo, ya pasará...
no?

1 agarraron el lápiz:

Ana dijo...

Ey! No te pongas tristona por una pelea! Es horrible, pero es necesario tener esta clase de peleas y/o malentendidos para que la relacion crezca. Si todo es color de rosas, nunca vas a terminar de conocer del todo a la otra persona.
Y si bien es cierto que cuando las peleas son en gran cantidad desgastan, cuando son en dosis justas fortalecen. Uno aprende de los errores y trata de mejorar.
Por experiencia, habla con el. A veces te enfrascas en una pelea y el otro no esta ni enterado de la magnitud que tiene para vos!
Ana