martes, marzo 13, 2007

De jefes ...

Lo malo de no tener un jefe directo (o que reportes al Mr. President) es que cuando te sentís mal no tenes a quien hacerle teatro para que te deje ir a tu casa.
Ahora que lo pienso, cuando tenía jefe, este era taaaaaaan distraido que podría haber venido con una pierna menos que no se hubiese dado cuenta nunca nunca.
Buaaaaaaaaaaaaaa ...
Me quiero ir a mi casa ...

5 agarraron el lápiz:

Ana dijo...

Jajajaja! Es verdad, era un tanto despistado...
No te preocupes que entre la licencia de mi jefe, la mia, sus viajes laborales, y los mios, van a pasar como dos meses sin que nos veamos, y eso me tiene un tanto mal ya que el trabajo abunda por estos lares...
De todas formas, hoy entro un nuevo compañero de traajo que, espero de tooodo corazon, me ayude un poco!
Beso,
Ana

Dragonfly dijo...

Jajajaja... Pues eso es mejor a un jefe que se da cuenta hasta cuando te cambias la pintura de las uñas... A veces no estoy segura si será que le llamo la atención.

Besos ;)

Sir Brat dijo...

que onda? no te dejaron ir ?

Marits dijo...

Ani:
Si supieras que por distraido (para no pensar que fue de mala persona) mi ex-jefe me dejo una pila de muertos y promesas entenderías porque ya no lo quiero más.
Aunque cuando necesito una respuesta "del más allá" y el Mr. President vive ocupado, sigo extrañandolo un montón...

Dragonfly: Mmmmhhh... un jefe demasiado atento siempre es mucho mucho peor...

Sir: Sigo aquí !!! Buaaaaaaa... Buaaaaaaaa...

Marits dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.